Reseñas Cine - Enero 2013

¿Cuál ha sido la última película que has visto?

Reglas del Foro

Si vuestra reseña tarda en aparecer no dudéis en poneros en contacto con los Moderadores vía privados o haciendo uso del Buzón de Sugerencias / Registro de Incidencias. Disfrutad de vuestras aficiones y hacednos disfrutar con ellas :D
Avatar de Usuario
Moderador
Moderador
Mensajes: 6368
Registrado: 28 Oct 2006 21:36
Ubicación: Más allá del Muro
NotaPublicado: 01 Ene 2013 04:07
Comenzamos nuevo hilo mensual de reseñas. Desde el PAMMHG os animamos a compartir vuestras impresiones en forma de reseña sobre cualquier película que hayáis visto recientemente.

Este es un hilo sólo para reseñas; cualquier mensaje que no se ajuste a este formato será borrado. Si queréis dejar un comentario o puntualización de interés a cualquiera de las reseñas que se vayan posteando, podéis hacerlo en este enlace, o bien, si prevéis que el asunto puede dar juego, usando el hilo dedicado al personaje u obra en cuestión o en caso de no existir, abriendo un hilo de debate en cualquiera de las otras secciones del PAMMHG concebidas para ello. También os recordamos que de incluir imágenes, estas deben ceñirse a un tamaño razonable, no excediendo nunca el tamaño del cuerpo de la reseña. Esto se deberá cumplir a rajatabla para evitar descuadrar el portal. Cualquier imagen excesivamente grande será borrada.

Podéis encontrar una pequeña guía de estilo para escribir una reseña en este enlace, además de que la plantilla de ayuda que aparece en cada nuevo post.
Imagen
Avatar de Usuario
Colaborador
Colaborador
Mensajes: 22964
Registrado: 22 Abr 2007 16:48
NotaPublicado: 06 Ene 2013 04:04
wrapimgLa vida de Pi

Ang Lee regresa a sus fueros para traernos esta interesante adaptación de la novela de Yann Martel, una historia sobre la fe y la capacidad de supervivencia del ser humano en las condiciones más adversas. La historia de Pi Patel, un joven que trata de encontrar un único camino a través de varias alternativas religiosas, y que, por caprichos del destino, acabará compartiendo con un feroz tigre de bengala llamado Richard Parker un bote salvavidas tras un naufragio, no parecía muy probable de adaptar a la pantalla, quizá, precisamente, por la naturaleza semifantástica y alegórica de su propuesta, pero el director taiwanés consigue llevarla al cine sin que pierda el tono de realismo mágico y, al tiempo, parábola sobre la fe y la capacidad de sacar lo mejor y lo peor de una persona en situaciones realmente adversas. Asi, la película se convierte en una interesante experiencia que se convierte en una delicia para los sentidos, con maravillosas e imaginativas secuencias que se quedan con quién ve la película y dónde los animales, aunque algunos sean puro CGI, expresan verdadero sentimiento (pero bueno, estamos hablando de un tipo que le dió expresividad a Hulk en su primera incursión ciematográfica ¡que narices!)

En cuanto a las interpretaciones humanas, digamos que por lo menos yo noté demasiado que el personaje del novelista al que Pi narra su extraordinario viaje era un papel destinado a Tobey Maguire, es cierto que quizá con él la cosa pudo haber cambiado un poco pero bueno... Y luego está Suraj Sharma, que a partir de un primer tercio que, si bien interesante al narrarnos la historia anterior al naufragio, se convierte prácticamente en el protagonista absoluto de la historia, consiguiendo que simpatizemos con el personaje y que le acompañemos en es duro viaje iniciático lleno de momentos hermosos y terribles, algo realmente dificil para un actor novato y que el chaval aprueba con buena nota y que ayuda también a hacer creíble al otro protagonista de la historia, el tigre Richard Parker, que, sin la colaboración actor-director, más un gran trabajo de la gente de efectos especiales, hubiera quedado reducido a "el bicho de la película", y también habría que mencionara a Irrfan Khan, el Pi adulto que ejerce las veces de narrador y que resulta sorprendente sincronizandose con el trabajo del otro Pi.

En definitiva, una gran película de Lee, si el cine es imagen, esto es arte con mayúsculas, dónde el uso del 3D, tan bien dosificado que se siente realmente natural, esta al servicio de la historia y no al revés, una historia que nos hará reflexionar al terminar su visionado pero que también nos dejará imborrables sensaciones gracias a la imagen y a la narración de un Lee a plena potencia.

Valoración: 8/10
"I can't wait to see you in pieces"
Avatar de Usuario
Soldado Clon
Mensajes: 174
Registrado: 15 May 2006 21:59
Ubicación: La narcosala de mi barrio
NotaPublicado: 19 Ene 2013 20:59
wrapimgSTAG NIGHT

Así en frío y para empezar diremos a todo aquel que no tenga ni zorra de inglés que Stag Night significa despedida de soltero. No, no tiene nada que ver con aquel mítico film de Tom Hanks, que cada vez que lo veo sigo partiéndome el ojete cosa mala. Se trata de un film de terror del año 2008 que tenía pendiente por visionar desde hace mucho tiempo y el otro día decidí jugármela cual Maruja que se juega los cuartos en el bingo de su barrio. Y la verdad es que me esperaba una peli de esas que tras acabar de verla te acuerdas de los muertos de alguien, pero he de decir que no está tan mal como me esperaba…

El film nos pone en el pellejo de cuatro gilipollas (que alguno de ellos tiene una hostia bien dada) quienes están celebrando la despedida de soltero de uno de los protagonistas. El caso es que tienen una pelea y les echan del antro en el que estaban, por lo que deciden irse a otro local y se montan en el metro a las tantazas de la madrugada. Cuando van el el vagón, debido a cierto altercado gilipollesco, tendrán que bajarse en medio del túnel y a partir de ahí empezarán a pasarlas putísimas debido a algo muy chungo que se esconde en la oscuridad del metro…

La verdad es que en sus instantes iniciales la película me recordó un poco a aquella otra titulada Creep, protagonizada por Franka Potente y cuyo argumento es bastante parecido a este. El caso es que en el film que nos ocupa será un grupete de chavales los que vivirán una situación la mar de cruda y donde pronto saldrán a relucir las personalidades de cada uno. De esta forma tendremos al chulito que va de tío duro, al buenecito de turno o al ligón que en una situación así no se le ocurre otra cosa que tratar de calzarse a una pava que acaba de conocer…

Lo que sí me resultó curioso es el pelaje de los “malos de la peli”, que son algo así como unos tíos tiñosos y con unos pelazos y un pelaje que parecen sacados de la carátula de los paquetes de los cereales Trogloditos de Pascual. Pero al menos estos kinkis cumplen en su función de otorgar cierto grado de tensión al film, e incluso protagonizan momentos angustiosos que recuerdan un poco a la película Km 666 (como por ejemplo cuando los protas se esconden en la guarida de los “taraos” y presenciarán in situ las atrocidades que cometen con los cuerpos inertes de alguno de sus colegas).

En definitiva, Stag Night me ha resultado un pasable slaher que al menos entretiene y dura lo justito para no acabar hasta los cojones de ella. Si hay un dicho que viene a contarnos algo así como que “No caigas en Nueva York porque nadie va a recogerte”, de este film podría extraerse otro muy parecido: “No desaparezcas en Nueva York, porque nadie va a buscarte”. Pues ea, que si coges asiduamente el metro a horas intempestivas no veas esta película…

Valoración: 5 / 10
Imagen
LO SIENTO AMIGO...NADA PERSONAL
Avatar de Usuario
Piloto del Halcón Milenario
Mensajes: 1305
Registrado: 26 Jul 2007 22:37
Ubicación: Splash Hill Zone (Oficialmente en paradero desconocido)
NotaPublicado: 22 Ene 2013 03:56
wrapimgNAUSICAÄ DEL VALLE DEL VIENTO

Seamos amantes del cine de animación o no. Rara es aquella persona que no conoce, al menos de pasada a Totoro. Seguramente la mayoría de quienes son capaces de imaginarlo difusamente en sus mentes no logren siquiera ponerle nombre. Sin embargo, ahí está el icono. Pero este duende de aspecto gatuno, significa algo mucho más grande para el ojo entrenado. Es la inconfundible firma de Studio Ghibli. Cine de animación con MAYUSCULAS. Pero, ¿cuales fueron los orígenes? ¿Que primeros pasos dieron aquellos que hoy se consideran los mejores en su trabajo?

Cuando la compañía de animación aún ni siquiera existía como tal, un grupo de nipones amantes de eso que nuestros padres siempre han llamado "dibujitos animados" buscaban alcanzar un sueño. El de fundar una empresa que se dedicara a producir películas animadas. Al frente de estos soñadores, Hayao Miyazaki, al que hoy en día calificarlo de Maestro es quedarse corto. La cuestion es que en los ochenta se encontraron con el mismo problema que existe hoy en día: para lograr financiación los inversores querían ver al menos un trabajo previo. Y nadie estaba dispuesto a soltar un duro (que se dice comunmente) en un proyecto que no estuviera basado en un manga. Ya sabemos como son estos japoneses (rara es la vez que no podemos encontrar la misma obra en papel y celuloide). Afortunadamente, Miyazaki ya llevaba años trabajando en algo. La cosa debió cuajar si estamos hablando de esto hoy.

De la versión impresa de Nausicaä no vamos a hablar (al menos de momento). Hoy el protagonismo se lo lleva la película. Siempre resulta muy divertido comprobar como todas las obras son deudoras de su tiempo. En este caso el chivatazo nos lo da el sonido, con unos efectos casi idénticos al que hacían personajes de Bola de Dragón o Caballeros del Zodiaco. Cosas del anime. No se preocupen, aquellos con más de 30 años sabrán a qué me refiero.

Pero más allá de la anéctoda, se pueden decir muchas más cosas del filme. De lo más general a lo más concreto, el ritmo resulta un poco lento (para que vean hasta que punto, la película fue recortada 30 minutos en su primera distribución en EEUU) y además cuesta pillarle bastante el hilo al asunto. En este último aspecto concreto recuerda bastante a casos como el de Akira donde uno se siente bastante perdido durante el metraje, como si los personajes nos llevaran de un lugar a otro sin decirnos qué es eso que ocurre y que todo el mundo conoce menos nosotros. Fallo, a mi entender, como consecuencia del trasvase de información del guión del tebeo al guión de la película. Un goteo de información perdido por el camino, que si bien no es imprescindible para el buen desarrollo de la trama, si se antoja bastante importante (en algunos momentos el espectador mira a su compañero de butaca como si se hubiera quedado dormido unos segundos críticos) para la correcta comprensión de la misma. Que le vamos a hacer, consecuencias de tener que contar lo mismo en solo un par de horas.

La animación, sin ser sobresaliente (Ghibli nos ha acostumbrado a la excelencia) ya apunta maneras sin quedarse muy lejos de lo que aún queda por venir. Y los personajes ya tienen ese inconfundible "toque" que aquellos que disfrutamos con las películas del estudio, ya reconocemos con tan solo ver un par de fotogramas. Sin embargo, aquellos que sólo hayan visto los filmes más populares (Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro por poner las primeras que vienen a mi mente) y que erróneamente puedan pensar que las obras de estos japoneses siempre son de corte más infantil o azucarado, se sorprenderán al encontrar una obra más adulta con mucha más acción (aunque sin llegar al extremo de La Princesa Mononoke). Los personajes están todos correctos, aunque ninguno llega a calarnos tan hondo como sí lo harán futuros protagonistas. Ni siquiera la propia Nausicaä, a pesar de estár bien construida (se pierde algo de ese "don" que se comenta de pasada que tiene y queda mucho más aclarado en el manga) llega a conseguir que nos emocionemos en los momentos álgidos de la cinta.

En cuanto a la edición en castellano, poco podemos decir ya que ahora mismo se trata de un producto dificil de encontrar. Sony la editó en Blu-Ray como parte de la Studio Ghibli Collection, pero los derechos posteriormente pasaron a Aurum que de momento no se ha animado a reeditarla. Así que de momento, queda el mercado de segunda mano para aquellos que quieran hacerse con ella.

En resumen un producto muy correcto. Por encima de cualquier opera prima de animación, que ya deja entrever la colección de joyas que llegarían con el tiempo. Posiblemente a tener en cuenta más sobre el papel. Aún así una vision obligada para todos los amantes del cine de Hayao Miyazaki o de Studio Ghibli

Valoración: *****
Imagen
Avatar de Usuario
Piloto del Halcón Milenario
Mensajes: 1305
Registrado: 26 Jul 2007 22:37
Ubicación: Splash Hill Zone (Oficialmente en paradero desconocido)
NotaPublicado: 23 Ene 2013 03:59
wrapimgEL CASTILLO EN EL CIELO

Si hace poco hablábamos de que Studio Ghibli consta como el nombre propio más potente en el mundo de la animación japonesa, el de Hayao Miyazaki está unido a fuego a la marca. No obstante se trata del director que más veces ha repetido cargo al frente de las obras de la compañía, además de ser uno de sus fundadores. Seguramente debido a ello, la inmensa mayoría de los filmes tienen una enorme cantidad de elementos comunes. (Algo que ni siquiera monstruos de la animación como Disney han logrado en un margen de tiempo mucho más amplio).

Pese a que Nausicaä del Valle del Viento está considerada la opera prima de Ghibli, realmente es ésta que nos ocupa hoy la primera en ser rodada bajo el sello del estudio. Sin embargo, en aquí empiezan a hacerse ya patentes algunos elementos recurrentes en la obra de Miyazaki (y por lo tanto de Studio Ghibli). Obviando el estilo gráfico (ya pudimos atisbarlo en Nausicaä y ahora ya podemos decir que ha llegado para quedarse) hay una serie de conceptos que se repiten una y otra vez (en mayor o menor grado) sea cual sea la película que escojamos. El primero de ellos es el protagonista femenino (Nausicaä, El viaje de Ghihiro, Mi vecino Totoro, Ponyo en el acantilado, El Castillo Ambulante, Arriety y el mundo de los diminutos...). Generalmente nos encontramos ante una chica, relativamente joven que no tendrá que afrontar su aventura en solitario ya que casi siempre contará con la ayuda de un co-protagonista masculino de su misma edad (Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro). Y es que el concepto de la amistad parece ser un elemento muy fuerte para el director japonés,

La aeronáutica también parece ser elemento recurrente y es que no resulta dificil ver en sus cintas toda una suerte de vehículos para desplazarse por el aire (Nausicaä del Valle del Viento, Porco Rosso), de una u otra forma, los personajes siempre acaban volando en algún momento de la historia. El tercer tema son los castillos, hasta el punto de protagonizar más de un título de la filmografía (El Castillo Ambulante, El Castillo en el Cielo, Nausicaä, El viaje del Chihiro). Y la naturaleza siempre parece estar presente también, de manera habitual en forma de bosque y las criaturas que lo habitan (Mi vecino Totoro, La Princesa Mononoke).

Pero lo más curioso es que absolutamente todos esos elementos (que ya eran visibles en Nausicaä del Valle del Viento) es aqui donde se conjugan con mayor fuerza. Baste con decir que la historia gira en torno a una chica que junto a su amigo lucha por encontrar un castillo construido en torno a un árbol en el cielo, más claro agua. Por todos estos motivos, El Castillo en el Cielo se me antoja de vital importancia a la hora de ser tenida en cuenta por cualquiera que quiera enumerar las obras más fundamentales de Studio Ghibli. Más allá de su calidad individual como película. Que no le falta. Aquí es donde nos encontramos con el cuento. Esa historia cargada de inocencia tan propia de Miyazaki donde el valor y la amistad son el motor que empuja a unos protagonistas que actúan movidos por su buena conciencia. Porque es lo correcto. No se encuentra entre los "grandes" de la fimografía, pero si que consigue destacar con la suficiente fuerza.

Artísticamente quizás el trabajo sea un poco más pobre que en la película previa. Pero aún así está lo suficientemente trabajado para mostrarnos un mundo creíble. Los personajes, especialmente Pazu, conectan con nosotros rápidamente. Aunque no terminan de convencerme los diseños de los piratas, especialmente el de su capitán. No se los conceptos que funcionan o no en Japón, pero aquí una señora mayor (y quiero decir MAYOR), voluptuosa y con dos trenzas rosas me trae a la cabeza ideas bastante desagradables. Al menos estéticamente.

En resumen, una película muy entretenida y bonita. Creo que es una de esas obras que se pueden recomendar a todo el mundo sin excepciones, siempre y cuando no esperen una obra maestra. Prohibida a aquellas mentes inmaduras que vayan a estar riéndose y señalando a la pantalla cada vez que se mencione que el Reino Celeste responde al nombre de Laputa...

Valoración: *****
Imagen
Avatar de Usuario
Piloto del Halcón Milenario
Mensajes: 1305
Registrado: 26 Jul 2007 22:37
Ubicación: Splash Hill Zone (Oficialmente en paradero desconocido)
NotaPublicado: 25 Ene 2013 03:56
wrapimgLINCOLN

Veamos... Una película, ¿vale? Basada en un momento histórico de los Estados Unidos de Norteamérica. Voy más allá. Una película basada en un momento histórico y político de los ya mencionados EE.UU. Y además, contado a través de la figura de un americano. Uno de los americanos más importantes de la historia de donde ya dijimos. Y además, está dirigida, escrita, producida, rodada e interpretada por americanos... correcto. Y se ha hecho para venderla en todo el mundo pero principalmente a... si exacto, a los americanos. ¿De verdad hay alguien que se permite el lujo de calificarla de americanada? ¿Qué esperaban? ¿Una película sobre flamenco y toros?

Si señores, Lincoln era americano y en esta película la bandera de las barras y estrellas está presente (como también lo está la cruz estrellada sobre fondo rojo de los Estados Confederados), es algo tan inevitable como que cuando Spiderman suba a lo alto del Empire State se la encuentre entre paloma y paloma. ¿Acaso importa eso en el mundo globalizado en que vivimos? Sólo si somos lo suficientemente cerrados de mente para no ser capaces de ver las cosas como son realmente en lugar de una amenaza a nuestro "enterismo" (lo siento, le voy a coger prestado el término a los chicos de #ElMundoEsNuestro, ¿una "españolada", tal vez?).

No. Lincoln es cine. Cine con mayúsculas. Y lo es por muchos motivos. Tal vez lo que se cuenta puede que a muchos ni nos vaya ni nos venga. Y cuidado que aquí en esta casa somos defensores de la importancia de lo qué se cuenta sobre el cómo se cuenta. Pero en ocasiones, la historia está tan bien llevada, que quienes lo hacen son capaces de lanzar a lo más alto ese interés por algo que de un primer vistazo no hubiera captado nuestra atención. Por eso desde ya no puedo hacer sino recomendar que todo el mundo le dé una oportunidad (no importa cuando) a está película. Pocos serán los que se vean decepcionados.

Sin desmerecer el trabajo de todo el equipo de la película, que son los que realmente hacen posible el resultado final, me veo en la obligación de centrarme en dos nombres propios: Daniel-Day Lewis y Steven Spielberg. Son aquellos que desmarcan lo que de otra forma sería una buena película a ser una película de Oscar (yo no la llevaría al altar de Obra Maestra, pero bueno, quedarse cerca tampoco es malo). No se si el director se llevará la preciada estatuilla. Desde hace muchos años se viene diciendo en ciertos círculos que Spielberg ya no es Spielberg, comentario con el que me siento en consonancia. ¿Significa esto que este señor se ha vuelto malo con los años? Ni muchísimo menos, pero lo que es innegable es que cualquiera que haya visto sus películas, sabe de lo que es capaz. De cotas que hace mucho que no alcanza. Con Lincoln he visto algo de eso. El Rey Midas que todos recordamos sigue ahí. Quizás ya no convierta en oro todo lo que toca, pero si es capaz de dar un brillo dorado especial a sus creaciones cuando de verdad se lo propone. Y es que pese a que a veces lo critiquemos, los que de verdad lo queremos por lo que ha hecho, reconocemos que pocos saben coger la cámara como él lo hace.

Y de dorado, y de estatuillas, puedo asegurar que Lincoln, (y hablo del personaje, porque el actor desaparece para convertirse en el mismísimo Presidente) se va a volver cargadito a su casa, blanca o no. Es lo que por aquí denominamos, "hacer un papelón" (algunos más brutos dirían algo como "salirse de la pelleja" estimen ustedes lo oportuno de comentario o no). La postura, el timbre de voz, el tono, la mirada, todo está clavado. No, yo tampoco conozco en persona al Presidente Lincoln, pero puedo asegurarles que no me lo imaginaba de otra forma. Y por favor les pido, sepan recompensar el arduo esfuerzo del interprete yendo a ver el filme en versión original, les saldrá más barato y les merecerá la pena, se lo aseguro (aunque reconozco que es algo que cuesta en este país).

Por debajo de la genialidad, todos los demás mantienen el tipo como campeones, dando como resultado un conjunto perfecto. Es verdad que el hecho de que sea una "americanada" (ea, ya lo he dicho) hace que en algún momento el espectador no nacido al otro lado del charco pueda perderse por falta de conocimiento previo de Historia yankee (especialmente en las escenas iniciales donde se enumeran un sinfín de senadores, leyes, estados y decretos), pero todo en esta vida pasa y en cuanto nos sumerjamos en la trama no podremos reprimir la emoción y la tensión en los momentos finales, a pesar de que ya sepamos como termina la cosa. Especialmente no puedo evitar aplaudir al responsable decidir cómo tratar la el final del querido presidente. Algo que uno nunca hubiera esperado ya que el magnicidio es de los más conocidos de la Historia.

En resumen, un peliculón de los buenos. Que engancha poco a poco y al final no quieres que termine. Las casi dos horas y media que dura se antojan pocas. Recomendada para los amantes del buen cine o de la historia política americana. Los que aborrezcan esto último... bueno, ellos se lo pierden.

Valoración: *****
Imagen
Avatar de Usuario
Piloto del Halcón Milenario
Mensajes: 1305
Registrado: 26 Jul 2007 22:37
Ubicación: Splash Hill Zone (Oficialmente en paradero desconocido)
NotaPublicado: 26 Ene 2013 21:12
wrapimgLA TUMBA DE LAS LUCIÉRNAGAS

Aunque podemos afirmar que se trata de una tendencia cambiante, aún son muchos los espectadores de cine que afirman sin tapujos que el cine de animación (sí, eso que en casa conocemos desde chicos como "dibujitos animados") no deja de ser más que un producto claramente enfocado a un público infantil. Afortunadamente contamos en la industria con artistas dispuestos a hacernos cambiar de opinión golpeándonos en la cara con la mano abierta.

Y es que cuando La Tumba de las Luciérnagas se proyecta en cines lo más que la gente esperaba del cine de animación eran cuentos infantiles o aventuras juveniles (las películas previas del estudio son una buena muestra de ello). Incluso si queremos ahondar más el dedo en la llaga, el filme que nos ocupa se presentó a la par que Mi vecino Totoro, posiblemente una de las más azucaradas de Ghibli. Precisamente fue este estreno doble el que favoreció a la película del duende del bosque dejando de lado a esa extraña película de dibujos que ni siquiera el más fuerte de los adultos podía ver sin que se le encogiera el corazón.

Porque eso es lo que ocurre cuando vemos esta película. Da igual que no seamos cercanos a la animación, o que estemos más que acostumbrados a ver todo lo que puede dar de sí. Este filme te deja con el aliento contenido desde el primer minuto, deseando que llegue un final que en el fondo sabemos que nunca llegará. Precisamente porque la historia la escriben los vencedores, y pocas veces tenemos la ocasión de ver las cosas desde el punto de vista de aquellos que perdieron, independientemente de quién tuviera la culpa en un principio. Y todos sabemos quienes son los primeros en perder siempre en uno y otro bando. Aquellos que son la inocencia personificada: los niños. En un ejercicio de masoquismo, la película nos daña en el corazón una y otra vez. Y lo aguantamos estoicamente porque sabemos que es lo que ocurrió de verdad; y sigue ocurriendo a día de hoy. Y por una extraña razón, no somos capaces de hacer oídos sordos como en otras ocasiones hacemos cuando vemos las noticias. Porque desde el inicio, el valiente Seita y la adorable Satsuko se aferran a nuestro pecho como se aferran el uno al otro por sobrevivir.Y todo con la ternura propia de Studio Ghibli, porque quizás esa sea el plato de la casa: la ternura. Independientemente del corte de la cinta que veamos, el cariño que desprende se nos antoja abrumador.

No, los dibujos animados demuestran ser un medio tan válido como cualquier otro para expresar todo tipo de temas. Inolvidable experiencia tuvo que ser, allá por el 88, poder ver el lado más tierno de Ghibli junto a la experiencia más desgarradora. Y poder salir de esa sala de cine con argumentos desde primera hora para cerrarle la boca al más pintado que dice que los dibujitos son para los niños. Efectivamente tras ver esta película, queda demostrado que son para los más pequeños. Pero para gritar a viva voz y con un estilo digno del mejor de los gustos, que son ellos los más necesitados en las peores situaciones y que muchas veces olvidamos la importancia que hay que darles. No se trata de donde, cuando y en que lado de la pelea se desarrolla la historia. Lo importante son sus protagonistas. Y los protagonistas de en estas situaciones no lucen medallas ni vuelven a casa arropados por el cariño de una nación.

En resumen un peliculón de los pies a la cabeza. Desgraciadamente aún sigue sin el reconocimiento que se merece por ser una película de animación. Una parte de mí cree firmemente que es un filme que todo el mundo tendría que ver al menos una vez en la vida. Pero quizás, no todos estemos preparados para mirar al interior de La Tumba de las Luciérnagas...

Valoración: *****
Imagen
Avatar de Usuario
Piloto del Halcón Milenario
Mensajes: 1305
Registrado: 26 Jul 2007 22:37
Ubicación: Splash Hill Zone (Oficialmente en paradero desconocido)
NotaPublicado: 31 Ene 2013 04:58
wrapimgMI VECINO TOTORO

¿Puede una obra alcanzar el éxito gracias a uno sólo de sus personajes? Seguramente la respuesta sea sí. Aunque es algo que realmente debemos de responder cada uno de nosotros de manera individual. Sin embargo, el hecho de que cuando hablamos de Studio Ghibli la primera palabra que nos venga a la mente sea, Totoro; nos indica hasta que punto la afirmación puede ser cierta.

Si tenemos que seleccionar una sola de las películas del estudio japonés como máximo referente de su obra, pocas personas se opondrían a que Mi vecino Totoro se alzase con el puesto. Creo que es algo muy a tener en cuenta dado que ni siquiera en factorías como Disney o PIXAR nos lanzaríamos tan rápidamente a mencionar una única respuesta. No, Totoro tiene algo. Algo que trasciende la calidad del filme (algo en lo que ahondaremos en unas líneas). Quizás sea por que se trata de la personificación de lo entrañable. Porque cada vez que aparece nos hace reír. Porque impone el respeto justo. Sea cual fuere el motivo, todos deseamos volver a nuestra infancia para poder encontrarlo y pasar un día con él.

La película tal vez sea una de las que tiene un argumento y un tratamiento de los más simples de toda la trayectoria de Miyazaki y del estudio. Sin embargo, en varias ocasiones hemos mencionado que el adjetivo más justo a la hora de calificar la obra de Ghibli es la ternura. Y aquí la tenemos para dar y regalar. Aquél que haga oídos sordos a lo que Hayao Miyazaki tiene que contar aquí puede ser calificado de insensible sin temor a represalias. La historia es azucarada y bonita hasta decir basta. Y posiblemente como ya hemos mencionado el mérito de esto sean los personajes (ahora no sólo le cedo el mérito al rey del bosque). Desde unas niñas adorables, hasta un padre despistado pero que derrocha amor hacia sus hijas, pasando por una madre en pleno esfuerzo por disimular su enfermedad, pasando por toda la cartera de secundarios (humanos o no). Todos y cada uno de ellos conecta con nosotros desde el primer segundo. Y lo más curioso, no hay más antagonista en la historia que la enfermedad de la madre. Es decir, nadie representa el papel del villano. Aún así, la trama avanza rápidamente hasta el final de la película sin que el espectador tenga momento para el aburrimiento.

En este filme (al igual que ocurría con La Tumba de las Luciérnagas) el estilo de la compañía está más que asentado. Curiosamente no ocurre lo mismo con la música de las cintas. Pese a que desde la primera película, la banda sonora siempre ha tenido un papel correcto es en La Tumba de las Luciérnagas y especialmente en esta Mi vecino Totoro (no obstante ambas se estrenaron a la par) donde parece que finalmente el estilo musical termina por definirse. Y precisamente ya que hablamos de ambas películas, no se puede tachar del ser pesado el volver a recalcar que ambas son las dos caras de la misma moneda. Presentando a la inocencia infantil como leiv motif la primera nos mantiene con el corazón encogido durante toda la historia (raro es el momento en el que nos alegramos) mientras que en Totoro no queda sitio para la tristeza, todo es alegría incontenida.

En resumen, la Obra Magna de Studio Ghibli se encuentra ante ustedes. La verdad es que me resulta imposible recomendar sólo una película de los nipones, pero si por alguna extraña razón, se ven en la obligación de elegir sólo una, ésta debe ser su elección. Los demás busquen el hueco cuando les venga bien, pero todos tienen que sentarse a compartir esta hora y media con Totoro.

Valoración: *****
Imagen

Volver a Cine

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron